usuarios en linea: 1
Desarrollado por: ¿Necesita una página?

Revolución 1910

Desde el año de 1912 a 1919, durante la Revolución, el pueblo de San Francisco Cajonos, sufrió pérdidas de vidas de muchos de sus mejores hijos, la destrucción de sus hogares y de los edificios públicos que tenía.  Por eso, cuando terminó la Revolución en 1920, volvió a los trabajos de reconstrucción en todo lo destruido y a arreglar con los pueblos de Yatzache el Bajo y Zoochila la cuestión de límites que todavía existía. 

Primeramente se arregló con Yatzache el Bajo, a quien se le reconocieron las escrituras que obran en su poder, por lo que después de varias discusiones ante el Juez, Licenciado César Monterrubio convinieron ambos pueblos en hacer una transacción, en el sentido de que se redujeran en la margen del río, llevándose a cabo este convenio el 16 de noviembre de 1920, desde cuya fecha vivimos en paz con los vecinos del Bajo. 

Durante nuestra ausencia del pueblo, las mojoneras que se pusieron en el año de 1908, para servir de señales de los límites de Zoochila y San Francisco, fueron derribadas; y no queriendo renovar la cuestión con Zoochila, solicitamos del Gobierno del Estado nos mandara una comisión para que en su presencia se repararan las mojoneras en los mismos lugares en que habían sido destruidas.  El Gobierno accedió a nuestra petición y nombró al General Isaac M. Ibarra para que viniera a satisfacer nuestro deseo.  Este señor llegó a Zoochila y de inmediato le dirigió un oficio a la Autoridad de San Francisco para que al otro día se presentara en el río, donde se encontraría con él y con la Autoridad de Zoochila a efecto de llevar a cabo la reparación de las mojoneras destruídas. 

Reunidas las Autoridades, el Comisionado del Gobierno y numerosos ciudadanos de ambos pueblos, se comenzó la reconstrucción de las citada mojoneras, brindándose por la paz entre los dos pueblos, después de ejecutados los trabajos.  La Autoridad Municipal de San Francisco invitó a la de Zoochila y al General Ibarra para que pasaran a San Francisco, donde les tenían preparada una sencilla comida.  La invitación fue aceptada y se vinieron al pueblo a tomar los alimentos.  Terminada la comida, se levantó el acta respectiva que firmaron las Autoridades de ambos pueblos.  Este acto se llevó a cabo el 10 de abril de 1921. 

Como en todos los pueblos, no faltan elementos desobedientes a las disposiciones de la Autoridad, así en Zoochila, algunos se traslimitaban en los terrenos de sembradura, en el corte de madera y de leña.  La Autoridad Municipal de San Francisco, de acuerdo con los ciudadanos, ocurrió al Gobierno del Estado a poner su demanda.  El señor Gobernador, General Manuel García Vigil, haciendo uso de sus facultades, citó al señor Isauro Cruz, Presidente Municipal de Zoochila, quien una vez presente, le dijo: "SE VA USTED A SU PUEBLO A HACER UNA JUNTA GENERAL Y EN ELLA LES DIRA A LOS HABIRTANTES DEL MISMO QUE POR NINGUN MOTIVO SIGAN MOLESTANDO AL PUEBLO DE SAN FRANCISCO EN SUS PERSONAS E INTERESES".

Con esta orden pararon los de Zoochila de perjudicar al pueblo.  Ya después pedían licencia para cortar madera o leña en la jurisdicción de San Francisco. 

En el año de 1929, en que era Presidente Municipal el señor Marciano Zúñiga Chávez, vinieron las Autoridades, ancianos y ciudadanos caracterizados, trayendo unos danzantes de Zoochila con el noble fin de reconciliarse con los habitantes del pueblo de San Francisco.

Después de la cuestión con Zoochila, en que murieron muchos ciudadanos de ambos pueblos, surgió otra cuestión de límites con el pueblo de San Pedro Cajonos, por haber sido destruída una mojonera y por traslimitarse con los terrenos de la jurisdicción de San Francisco.  La Autoridad de San Francisco, de acuerdo con el pueblo, nombró una comisión para que fuera a San Pedro a suplicar a la Autoridad para que se repusiera la mojonera y para que les dijera a sus convecinos que se sujeten a la línea recta que marcan las mojoneras que nos sirven de límites.  La comisión logró que la Autoridad Municipal de San Pedro accediera las peticiones que fue a hacer en nombre del pueblo de San Francisco, por lo que no hubo derramamiento de sangre, para el arreglo de esta cuestión. 

La Autoridad de San Francisco, presidida por el señor Ernesto Martínez dispuso que hubiera un día de "TIANGUIS" en el pueblo, el que debía efectuarse los días miércoles de cada semana, cuya disposición fue aprobada por los ciudadanos, acordándose desde luego que llevara, el nombre de "MERCADO IGNACIO ZARAGOZA" y que se mandaran  a imprimir los avisos correspondientes, no sin antes haber obtenido la aprobación del Gobierno del Estado.  La inauguración se llevó a cabo en el mes de mayo de 1932, con la asistencia de muchos habitantes de los pueblos circunvecinos y de otros pueblos lejanos. 

La Secretaría de Educación Pública dispuso que se celebrara "LA SEMANA DE HIGIENE" en toda la República, y para el efecto, el Director de la Escuela de San Francisco, que era el que esto escribe, mandó poner unos pensamientos alusivos a la HIGIENE que decían: Báñate, Lava tu ropa, Barre en tu casa, Quema tu basura, etc.  Estos letreros molestaron a los vecinos de San Pedro y urdieron los dirigentes del pueblo la forma de cómo quitarnos el DIA DE PLAZA, para conseguir su deseo, cada semana ponían policías en los caminos que conducen para San Francisco, con la encomienda de invitar a los vecinos de los pueblos que fueran al mercado de San Pedro, donde no se les cobraría nada para la venta de sus productos y no se les molestaría en ninguna forma.  Con este procedimiento de las Autoridades y vecinos de San pedro, la asistencia al mercado de San Francisco fue aminorando; por lo que en atención a esta causa, la Autoridad Municipal de San Francisco ocurrió al Gobierno del Estado a poner su queja respectiva.  Para el arreglo de este asunto, el Gobierno del Estado citó a las Autoridades de ambos pueblos y una vez presentes ante el Encargado del Despacho, pues el señor gobernador estaba ausente, convinieron en expedir el siguiente AVISO: "HH. AYUNTAMIENTOS DE SAN FRANCISCO Y SAN PEDRO CAJONOS.- Al margen un sello con el Escudo Nacional que dice: Estados Unidos Mexicanos-AVISO-"Se pone del conocimiento de los vecinos de los pueblos, congregaciones y rancherías del Distrito de Villa-Alta, que concurre al mercado o "tianguis" de San Francisco y San Pedro Cajonos, lo siguiente: -De conformidad con un convenio celebrado entre ambos pueblos, ante el C. Lic. Jorge Rafael Woolrich, Subsecretario Encargado del Despacho del Gobierno del Estado, el día veintisiete del actual, queda suprimido el día de plaza que se ha venido celebrando los domingos en San Pedro Cajonos.-En cambio, desde el próximo 5 de febrero se efectuarán días de plaza los miércoles de cada semana, alternativamente, en los pueblos de San Francisco y San Pedro Cajonos, correspondiendo iniciar el turno a este último, el mencionado 5 de febrero.  El miércoles 12 corresponderá a San Francisco Cajonos y así sucesivamente.- Se ruega a las personas que lean este aviso lo hagan saber a sus convecinos, para conocimiento general de los habitantes de la región.- Oaxaca de Juárez, a 29 de enero de 1941.-El Presidente Municipal de San Francisco Cajonos, Ricardo Cruz.-El Presidente Municipal de San Pedro Cajonos, Pedro E. Martínez.- El Secretario Municipal, Gumaro Robles.- El Secretario Municipal José G. Fernández". Este convenio fue desobedecido por el pueblo de San pedro.  San Francisco, para evitar más litigios con el pueblo vecino, optó por abstenerse de hacer la denuncia respectiva de la insubordinación del pueblo de San Pedro sobre el convenio celebrado ante la Superioridad. 

En esta forma ha procedido el pueblo de San Francisco para vivir en paz con el pueblo de San Pedro; no faltando pequeños disgustos como es natural entre vecinos, como en el caso de que la Agencia Municipal de San Miguel Cajonos haya solicitado de la superioridad separarse del Municipio de San Pedro Cajonos para ser Agencia de San Francisco.   San Pedro, tal vez no reclamó su derecho de antigüedad, por lo que San Miguel Cajonos sigue siendo Agencia Municipal de San Francisco hasta la fecha. 

Con motivo de haber sido incendiado el pueblo de San Francisco en el año de 1912 por las fueras federales y aliados y haber sido abandonado  por sus habitantes, los enemigos del pueblo, que eran los de Zoochila, saquearon todo lo que dejó el incendio, dinamitaron el templo y ya habían bajado una campana, cuando llegó el señor Cura de Yalina, don José Miguel Sánchez originario de San Miguel Cajonos quien con todo valor civil y de acuerdo con su carácter sacerdotal para defender los intereses eclesiásticos reconvino a los Zoochileños su sacrílega actitud y rescató a las imágenes siguientes: SAN FRANCISCO, CORAZON DE JESÚS, CORAZON DE MARIA, SEÑOR DE LA RESURRECCIÓN, CRISTO ENTIERRO, SEÑOR DE LAS TRES CAIDAS Y JESÚS NAZARENO.  La campana se quedó a la sombra del fresno que está en el atrio del templo Parroquial y las imágenes fueron trasladadas al templo del vecino pueblo de San Pedro que a petición del Padre Sánchez, nos hizo el favor de guardarlas durante nuestra ausencia del pueblo, que fue de tres o cuatro meses pues luego que nos amnistió el Gobierno regresamos a nuestro pueblo y fuimos por ellas. 

Como quedaron convertidos en cenizas el templo, la casa curatal y los ornamentos, el señor Cura don Alfredo Montes, nombrado para encargarse de la Parroquia de San Francisco Cajonos, tuvo que trasladarse a San Pedro, para poder desempeñar su sagrado ministerio.

Entre tanto, los habitantes de San Francisco, nos dedicamos a reconstruir el templo, la casa parroquial y a comprar los ornamentos necesarios para el culto, pues deseábamos que pronto volviera el señor Cura a la antigua Cabecera Parroquial.  Estos trabajos de reconstrucción y de compras, se realizaron durante nueve años.  En 1921 se lograron nuestros deseos, gracias a Dios y gracias a la ayuda moral de los sacerdotes Jacobo Martínez Santiago y José Miguel Sánchez y a la cooperación económica y moral de los señores curas don Juan Bautista Robles y Paulino Robles que fueron nativos de San Francisco.  El traslado del señor cura para San Francisco fue ordenado por el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo Doctor Don Eulogio Gregorio Guillow.  Queríamos que el Padre Montes se viniera para el pueblo, pero el Padre se rehusó, diciendo que sería muy penoso para los de San Pedro que lo vieran en San Francisco y él no quería darles esa pena, por lo que iría para Oaxaca y allá sus superiores verían donde lo mandaban. 

El ilustrísimo Señor Arzobispo, de acuerdo con el Vicario General de la Sagrada Mitra, nombraron al Presbítero Miguel Hernández Castro, como resultado de las gestiones hechas por el pueblo de San Francisco, encabezado por su Presidente Municipal señor Agustín Hernández, quien promovió el traslado de la Cabecera Parroquial a su lugar primitivo. 

Con motivo de este triunfo, volvieron a reinar en este la unión, la paz y el progreso; pero debido a los movimientos sísmicos que han azotado al Estado de Oaxaca, uno de ellos echó por tierra el campanario y otro aplastó completamente el techo del templo y dejó averiadas las paredes, por lo que el pueblo construyó en el atrio del templo un jacalón para que en él oficiara el señor  Cura.  Después se pasó a oficiar en la Capilla de San Antonio.

En los años en que quedó nuevamente en ruinas el templo parroquial de San Francisco, sus habitantes se dedicaron a la construcción de su escuela que felizmente fue terminada, constando de dos aulas, la Dirección y la CASA DEL MAESTRO. 

Como en el lugar en que se construyó la escuela estaban el salón municipal y la cárcel pública que fueron demolidos, el Ayuntamiento de 1937, presidido por el señor Pedro Margarito Vázquez y el pueblo, acordaron seguir la construcción del  Palacio Municipal, que antes de la Revolución se había cimentado.  Los ciudadanos se dedicaron con mucho entusiasmo a este trabajo que después de varios años fue terminado, faltando únicamente su decoración y el arreglo del piso de los salones de la parte alta del Palacio.

El H. Ayuntamiento presidido por el señor Antonio Garfias, acordó empezar la reconstrucción del templo, cuyo acuerdo fue aprobado por los ciudadanos e inmediatamente comenzaron a juntar y a comprar los materiales necesarios.  Consiguieron los albañiles que debían de realizar el deseado trabajo, quienes una vez presentes en la población, comenzaron a levantar las columnas que habrían de cargar el cañón que para su construcción requirió varios años. 

Después se reconstruyeron los campanarios que fueron terminados en el año de 1957.  Las campanas se volvieron a colocar el 3 de mayo del mismo año.  Los campanarios quedaron muy bonitos, pues están cubiertos de azulejos.  La bóveda que cubre el altar mayor también está cubierta de azulejos obsequiados por el señor Emeterio Juárez Zúñiga, comerciante de la población. 

Todos los trabajos llevados a feliz término relacionados al templo, fueron impulsados por el señor Tomás Robles Gracida que también ayudó con su trabajo material. 

Durante los años que no se trabajaba en el templo, las autoridades y los ciudadanos se dedicaban a realizar otras obras de beneficio colectivo. 

Primeramente en el año de 1933 se introdujo el agua potable en la plaza pública y se construyó la fuente “UNION Y PROGRESO”. 

En el año d 1935 se construyó la fuente “INDEPENDENCIA” para el agua potable que quedó al servicio de los habitantes de la parte plana de la población.  De los veneros de la parte norte y de la parte sur del cerro de “LA MESA” se tomó el agua que  a costa de grandes sacrificios físicos y pecuniarios se entubó para llegar a los dos barrios del pueblo. 

Siendo Presidente Municipal el señor Fidencio Hernández, de acuerdo con sus Concejales, los ciudadanos y el señor  José palacios Hernández, Administrador de la Oficina de correos de Villa-Hidalgo, se hicieron las gestiones para el establecimiento de una Agencia de Correos y una línea telefónica en la comunidad, cuyas gestiones dieron feliz resultado, pues las peticiones que se hicieron las concedió la Secretaría de Comunicaciones.  Desde luego se realizaron los trabajos requeridos y los preparativos para la inauguración, la que se llevó a cabo el día dos de septiembre de 1956, con la presencia de todas las Autoridades de los pueblos circunvecinos.

La brecha o carretera que se construyó para que los camiones llegaran a San Francisco, fue terminada en el año de 1961, gracias al empeño que el Ayuntamiento y el pueblo pusieron encabezados por el Presidente Municipal señor Ponciano Cruz Sánchez.  La inauguración se llevó a cabo en la víspera de la fiesta del Carnaval del mismo, en medio de rebozante alegría popular.

El H. Ayuntamiento de 1965, presidido por el señor Cristóbal Ruiz López y los ciudadanos, se dedicaron a construir el Campo Deportivo con su piso de cemento y con las medidas reglamentarias.  Se inauguró en la fiesta del Carnaval del mismo año, con la asistencia de todos los deportistas de los pueblos del Sector Cajonos. 

Deseando el pueblo tener todas las vías de comunicación, el H. Ayuntamiento y los ciudadanos acordaron construir una AEROPISTA y para el efecto se hicieron las gestiones conducentes a su realización.  La Secretaría correspondiente mandó al Ingeniero a hacer el trazo en el lugar designado y los ciudadanos del pueblo encabezados por su Presidente el señor Eliseo Vázquez Juárez y el Comité Pro-Aeropista empezaron a trabajar con todo entusiasmo, habiendo terminado esta obra en el año de 1966 siendo Presidente Municipal el señor Damián Palacios y Síndico el señor Francisco Fernando Mata.  La inauguración se llevó a cabo el 22 de mayo del mismo año, en medio de una alegría indescriptible que experimentaron propios y extraños, pues entre la muchedumbre se veían elementos venidos de México, de Oaxaca y de todos los pueblos comarcanos, encabezados por sus Autoridades Municipales.

El C. Presidente Municipal Vidal Hernández Palacios y sus concejales que funcionaron en 1968, de acuerdo con el señor Cura don Ignacio Rossette López, realizaron trabajos de mucha significación para el templo Parroquial de San Francisco Cajonos.  Los trabajos consistieron en la construcción del retablo y del altar de concreto y de yeso.  Se decoraron la bóveda y el presbiterio.  Estos trabajos fueron bendecidos por el señor Cura don Ignacio Rossette López, en medio de repiques de campanas y de la desbordante alegría de los habitantes de la población. 

En el año de 1969, la H. Corporación Municipal, presidida por el señor Jacobo Robles Pérez, realizó el trabajo de la construcción de la nueva Escuela, en el lugar conocido con el nombre en zapoteco de "Dexing" que etimológicamente quiere decir "Bajo la peña".  Para esta construcción fueron expropiados los terrenos de la señora Luisa Robles Pérez y de los señores Norberto López Palacios y de Eleucadio Robles, sin ninguna indemnización. 

En los primeros días del mes de marzo de 1969 se inauguró la iluminación eléctrica en el pueblo; en ese mismo año fue dotada la nueva Escuela de mesa-bancos para los alumnos y de escritorio para el Director de la misma. 

El señor Eliseo Vázquez Juárez, que fue el Presidente Municipal del año de 1970, supo la forma de inyectar de ideas progresistas a los señores regidores que formaron su equipo de administración y a los ciudadanos del pueblo para llevar a cabo trabajos de ornato para el "Palacio Municipal", los trabajos realizados fueron: el arreglo de las cornisas de la parte superior del Palacio Municipal, la construcción de las escalinatas que dan acceso al Palacio Municipal, se construyó también otra aula en la Escuela de "Dexig".

La bendición y la inauguración de estos trabajos se realizaron en medio de una indescriptible alegría de los moradores. 

La H. Corporación Municipal, presidida por el señor Norberto López Palacios que funcionó en el año de 1971, se dedicó en obra que honran al pueblo. 

Los trabajos fueron la puesta de las cruces de gas-neón, dos verdes en los campanarios y una color de rosa en la torre de la bóveda del presbiterio. 

Se trabajó un kilómetro de carretera que va para Zoogocho, se decoró el interior del templo de San Francisco de Asís, con la ayuda económica de los ciudadanos residentes en la Capital; y además se impermeabilizó el cañón del templo. 

La capilla de San Antonio fue reconstruida su facha en otra forma y fue techada y decorada la parte interior.  El retablo de San Antonio fue decorado habiendo quedado muy bonito.  El señor Cura don Timoteo C. Ramírez hizo la bendición de los trabajos realizados en la Capilla el 12 de junio de 1971. 

En la noche del 28 de septiembre de 1971 se prendió el letrero de gas-neón que dice: San Francisco Cajonos.-Palacio Municipal.  Abajo del Escudo está la Bandera Nacional. 

El día 2 de octubre se colocaron en las columnas del arco del coro del Templo Parroquial dos piletas para agua bendita. 

La Autoridad Municipal presidida por el Señor Norberto López Palacios, gestionó ante la Comisión Constructora de Ingeniería Sanitaria en el Estado, la introducción de agua potable al pueblo habiendo obtenido una resolución favorable, como se comprobó con los estudios hechos por la citada comisión y el envío de cemento y tubos para la introducción del líquido deseado. 

Para la realización de varios de los trabajos mencionados, cooperaron generosamente con cantidades respetables los nativos de San Francisco que radican en distintas partes de la República, principalmente los que viven en la Ciudad de México que están agrupados en una organización que se llama "CLUB DEPORTIVO, SOCIAL Y CULTURAL, S.F.C."

Con el progreso que ha alcanzado el pueblo después de la Revolución, se ha cumplido la predicción del PADRE JUAN B. ROBLES quien al ser informado que su pueblo había quedado convertido en cenizas exclamó: “YA VERAN CUANDO MI PUEBLO RENAZCA ENTRE SUS CENIZAS".

San Francisco Cajonos, Villa Alta, Oax., 16 de noviembre de 1971. 


Profr. Aurelio López Hernández.   (Q.E.P.D.)

<<

   
 
Inicio | Historia | Galería
 

Copyright© 2000 -2009 San Francisco Cajonos, Oaxaca, México
Todos los derechos reservados